Febrero 2014

EN CONTINUA ACTITUD DE ALABANZA AL SEÑOR

    Hoy me vas a permitir que escriba estas poquitas letras “definiendo” lo que intento hacer todos los días: Alabar al Señor.

    Yo personalmente lo intento todos los días y a ello te animo. Mira- y además lo sabes- Él es el que hace salir todos los días el sol que fecunda y da calor, que hace germinar todo y llena de vida tu tierra y mi tierra. Te invito a alabar al Señor que hace llegar la noche y después, la claridad.

    Él hace pasar el invierno y llegar la primavera. Hace que los peces del mar y los animales del campo se nutran y vivan. Alaba a Dios conmigo, a ese Dios “que se abaja para mirar a los hombres, que levanta del polvo al desvalido y alza de la basura al pobre”.

    QUE ÉL LLENE DE ALEGRÍA NUESTROS CORAZONES.

    Vuestro párroco.