con CristoMujeres y hombres, como tú y como yo. Lo dejaron todo por seguir a Jesús, sin importarle más que cumplir su voluntad.

Akiko Tamura tiene 37 años, madrileña de padre japonés y madre navarra, ha trabajado los últimos cinco como cirujana torácica en la Clínica de la Universidad de Navarra. El pasado sábado 11 de agosto ingresó como monja Carmelita Descalza en el convento de Zarautz (Guipúzcoa).

La llamada definitiva a dejar su trabajo como médico y seguir al Señor le llegó el Jueves Santo del pasado año. Fue la culminación de un proceso de nueve años de crecimiento espiritual y discernimiento con su director espiritual. “Este Jueves Santo viniendo para casa sentí que el Señor me pedía que le siguiera y que pasara de ser médico de cuerpos a ser médico de almas”, explica Akiko Tamura al padre Evaristo de Vicente en una entrevista en el programa “Valores en alza” de Intereconomía TV y de la cual ofrecemos el vídeo completo.

De cirujano torácico a monja Carmelita Descalza