En la parroquia de San Miguel el jueves es el día dedicado a la adoración del Santísimo Sacramento. La adoración es un tipo de oración más especial que cualquier otra, porque podemos contemplar directamente a Cristo sacramentado.

   La adoración de los jueves, que lleva realizándose casi 34 años, tiene lugar desde mediados de octubre hasta finales de junio. Cada jueves el Santísimo Sacramento permanece expuesto en el altar desde las 10’30 hasta las 19’00. Previamente a la adoración se hace el rezo de los laudes, durante la Misa de 10, y posteriormente se expone el Santísimo. A algunas horas concretas se realizan oraciones colectivas, como el Ángelus a las 12:00, y el rosario de la Misericordia a las 15:00.    La adoración concluye con la bendición y reserva del Sacramento, justo antes de Misa de 19; durante esta Misa se rezan también las vísperas, como conclusión a la adoración de todo el día.Está organizada en torno a turnos de 30 minutos de duración cada uno; en cada turno participan cuatro personas, aunque el templo permanece abierto para todo el que busque un rato de oración.

   El grupo de personas que toman parte en esos turnos está completamente abierto a todo aquel que quiera apuntarse para cubrir un turno determinado. Si estás interesado en apuntarte, puedes informarte cualquier jueves durante las horas de la Adoración, o pedir más información en la secretaría de la parroquia.